El Partido Popular de Boadilla del Monte presentará en el pleno municipal del próximo viernes de manera urgente una moción para “exigir al Gobierno de Cuba el cese de la violencia injustificada contra sus ciudadanos y apoyar una transición pacífica a la democracia en la que todos los cubanos puedan elegir su futuro en libertad”.

El PP, que cuenta con mayoría absoluta en el municipio madrileño, lo que asegura que el Consistorio haga suya esta petición, denuncia que la dictadura cubana, “la más longeva de América Latina”, ha traído a la isla “la ausencia de libertades, la negación del pluralismo político, la vulneración permanente de los derechos humanos y un modelo económico que provoca una crónica escasez de alimentos y medicinas”, una situación que se ha agravado sobremanera con “la pésima gestión de la crisis sanitaria del COVID”.

Por ello, los ‘populares’ de Boadilla apoyan las “manifestaciones espontáneas y pacíficas en San Antonio de los Baños y Palma Soriano” que se han extendido por toda esta patria hermana.

Con esta moción, el PP pretende que desde el Ayuntamiento se muestre “su profunda preocupación por la situación de los derechos humanos en Cuba” y el “firme rechazo” al llamamiento al combate que ha hecho el presidente, Miguel Díaz-Canel, además de pedir el cese de la violencia injustificada y las detenciones arbitrarias por parte del Gobierno.

Además, los ‘populares’ piden sumarse al llamamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que el Gobierno de Cuba “cumpla con sus obligaciones con los Derechos Humanos, en particular el derecho de protesta”.

Por último, el PP de Boadilla hará que el Consistorio apoye “una transición pacífica a la democracia en la que todo el pueblo de Cuba pueda decidir su futuro político sin injerencias externas y que se levanten las restricciones económicas que siguen dificultando el desarrollo del pueblo cubano”.